CASA DE LA CUL­TURA CUS­TO­DIO GAR­CÍA ROVIRA

Un ver­dadero hom­e­naje al arte y la cul­tura san­tandere­anas, en el año de la con­mem­o­ración bicen­te­naria de la inde­pen­den­cia, lo con­tem­pla el rescate de un bien histórico emblemático de nues­tra ciu­dad, en cuanto su nom­bre “Casa de la Cul­tura Cus­to­dio Gar­cía Rovira”, reg­is­tra la recor­dación del más ilus­tre de sus hijos, notable prócer a quien el título de abo­gado y las múlti­ples dis­ci­plinas que ocu­paron sus esca­sos años de vida, se con­sti­tuyen en el par­a­dig­mático sendero que le señalan los nuevos tiem­pos a la juven­tud actual.

Esta ini­cia­tiva, en buena hora empren­dida por “Uni­cien­cia” y sus direc­tivos, Jaime Ardila Bar­rera y Hernán Rodríguez Hernán­dez, en con­ve­nio con los direc­tivos de la Casa de la Cul­tura, con­juga en su espíritu los ele­men­tos que gen­eran el desar­rollo de una región o un país: — Las humanidades y la cien­cia -, única razón tenida en cuenta para realizar este notable esfuerzo, sin esca­ti­mar la inver­sión ni menos el resul­tado final, a cargo de un equipo inter­dis­ci­pli­nario encar­gado en poco tiempo de entre­garle a la ciu­dadanía un mag­ní­fico regalo, lugar en donde se inte­grarán, cien­cia, edu­cación, arte, cul­tura y tecnología.

Acciones de esta nat­u­raleza, demostra­ti­vas del ver­dadero amor por la ciu­dad, dig­nas del aplauso de la sociedad y expues­tas como ejem­plo a imi­tar por otras enti­dades públi­cas o pri­vadas, mere­cen el apoyo y las felic­ita­ciones de todos los actores sociales que directa o indi­rec­ta­mente, derivarán ben­efi­cios de tan loable ini­cia­tiva. Por otra parte, nada mejor para hon­rar la memo­ria de “El Estu­di­ante”, como se cono­ció en sus tiem­pos al Gen­eral Cus­to­dio Gar­cía Rovira, que incen­ti­var en los jóvenes la inqui­etud por el conocimiento, brindán­doles espa­cios ade­cua­dos y para el caso de la vieja casona que aludi­mos, con el valor agre­gado de una carga histórica de espe­cial sig­nifi­cación para el propósito cul­tural ani­mado por Uni­cien­cia: La vida del héroe y su sac­ri­fi­cio por la Patria, estará pre­sente por siem­pre en la memo­ria de los san­tandere­anos y además de la recu­peración física de la casa que con­tin­uará lle­vando con orgullo su nom­bre, se con­tará con una cin­e­mateca, sala de audi­en­cias y foros, libr­ería y salones para exposi­ciones. Tam­bién vale la pena hacer eco de la ini­cia­tiva de “Uni­cien­cia” por el proyecto que ade­lan­tará ante las autori­dades de peatonalizar la calle 37 desde la Gob­er­nación hasta la car­rera 15, con el fin de recu­perar esta calle para la his­to­ria y la cul­tura de Bucara­manga. Felic­ita­ciones para los pro­mo­tores de la feliz ocurrencia.

Este con­tenido ha sido pub­li­cado orig­i­nal­mente en Van​guardia​.com en la sigu­iente direc­ción: www​.van​guardia​.com/​o​p​i​n​i​o​n​/​c​o​l​u​m​n​i​s​t​a​s​/​75491​-​c​a​s​a​-​d​e​-​l​a​-​c​u​l​t​u​r​a​-​c​u​s​t​o​d​i​o​-​g​a​r​c​i​a​-​r​o​v​i​r​a.

MAPA DE UBICACIÓN

SI EL MAPA NO CARGA COR­REC­TA­MENTE, POR FAVOR VUELVE A INTENTARLO

volver arriba