Cepitá

MUNICI­PIO DE CEPITÁ

SITIO WEB: http://​www​.cepita​-san​tander​.gov​.co

El Cepitá De Antaño.

La Erec­ción de la Par­ro­quia de Nues­tra Señora del Rosario de Cepitá. Por primera vez los habi­tantes de la antigua encomienda del capitán Ortún Velasco se plantearon la con­ve­nien­cia de eri­girse en par­ro­quia en 1749, después de haber recibido la visita pas­toral del arzo­bispo Pedro Felipe de Azúa. Hasta entonces habían gozado del rango de vicepar­ro­quia sub­or­di­nada a la villa de San Gil.Otorgaron poder a Juan Manos Alvas el 24 de Julio de 1750, el cual le fue luego traspasado a Miguel Calderón, quien ade­lantó ante la Curia santafer­eña las dili­gen­cias que se le habían encomendado.

Sin embargo, como el proyecto par­ro­quial de Cepitá implic­aba la seg­re­gación de feli­gre­ses y ter­ri­to­rio de las par­ro­quias de San Gil, Girón, Guaca, Tequia y Mogotes, sus pro­mo­tores debieron afrontar fuerte oposi­ción de los curas afec­ta­dos, pero muy par­tic­u­lar­mente del de San Gil, el influyente e ilustrado doc­tor Basilio Vicente de Oviedo.Debido a ello, de no haber sido por la inusual, directa y per­sonal inter­ven­ción del vir­rey don Alfonso Pizarro, el proyecto par­ro­quial de Cepitá segu­ra­mente se hubiese ido a pique.Pero gra­cias a la influ­en­cia que sobre el vir­rey ejer­cía el misionero jesuita José Pagés, aquél inter­vino ante el arzo­bispo, quien desa­ten­di­endo los reclamos de los curas afec­ta­dos y de su pro­pio pro­mo­tor fis­cal aprobó la erec­ción de la par­ro­quia de Nues­tra Señora del Rosario de Cepitá el 7 de Noviem­bre de 1751.

De dis­trito par­ro­quial a aldea. Después de la Inde­pen­den­cia el dis­trito par­ro­quial de Cepitá estuvo adscrito suce­si­va­mente a los can­tones de Piede­cuesta y Lebrija, y al cir­cuito de For­toul, pero man­te­niendo siem­pre su rango de municipio.En 1870, sin embargo, un decreto pro­mul­gado por el pres­i­dente Eustor­gio Sal­gar des­ti­tuyó a Cepitá de su rango de munici­pio, con­finán­dola en el infe­rior de aldea sub­or­di­nada al dis­trito de Mola­gavita, aunque a decir ver­dad, con ello el pres­i­dente no hacía más que recono­cer el hecho de su inocultable involu­ción económica y demográfica.En 1887, como efecto de la reforma política y admin­is­tra­tiva implan­tada por la Con­sti­tu­ción de 1886, Cepitá fue con­fir­mada como aldea sub­or­di­nada a Mola­gavita. Hacia 1910 Cepitá logró recu­perar sus esta­tus munic­i­pal, el cual con­serva hasta la fecha.

ECONOMÍA Y TURISMO

Los habi­tantes del pueblo obtienen sus ingre­sos económi­cos prin­ci­pal­mente medi­ante el cul­tivo de tabaco, anís, fique y caña de azú­car, además de la ganadería, prin­ci­pal­mente la cap­rina. El sec­tor cuenta además con algu­nas reser­vas de cal­cita, mica y otros minerales.

En el pueblo se real­iza una cel­e­bración del 26 al 28 de diciem­bre de cada año, lla­mada Las ferias y fies­tas del retorno, en la cuál se real­izan activi­dades de esparcimiento y exposi­ciones capri­nas. tiene extenso tur­ismo porque es un munici­pio tran­quilo para tomar unas vaca­ciones lejos de la ciu­dades civiles ‚tiene bas­tantes quebradas.

UBI­CACIÓN

El Munici­pio de Cepitá se encuen­tra ubi­cado en la parte cen­tral del Depar­ta­mento de San­tander, enclavado en el Cañón del Chi­camocha. Las coor­de­nadas geográ­fi­cas de los pun­tos extremos del Munici­pio se encuen­tran entre: X = 1.230.0001.246.000 Norte y Y = 1.120.5001.131.800 Este. Su exten­sión aprox­i­mada es de 108.9 Km2, el casco urbano se encuen­tra a 620 m.s.n.m.; la tem­per­atura prome­dio es de 250C.

volver arriba