Curití

MUNICI­PIO DE CURITÍ

SITIO WEB: http://​www​.curiti​-san​tander​.gov​.co

Fecha de fun­dación: 10 de marzo de 1670

Nom­bre del fun­dador: JAC­INTO DE VAR­GAS CAMPUZAN

Los primeros pobladores de Curití fueron los nativos Guanes, grupo abori­gen que poseía un aspecto físico único en el ter­ri­to­rio colom­biano de los tiem­pos pre­his­páni­cos. El His­to­ri­ador Pres­bítero Isaías Ardila Díaz, basado en el “Dic­cionario Chibcha” de don Joaquín Acosta, man­i­fi­esta que la pal­abra Curití proviene de dos tér­mi­nos: “cuiti” y “quiti” que sig­nifica: “Tela Lugar de Telares”. Lo poco que sabe­mos de nue­stros antepasa­dos ha sido basado en los Cro­nistas de Indias, espe­cial­mente don Juan de Castel­lano y Fray Pedro Simón, y a las inves­ti­ga­ciones arque­ológ­i­cas y antropológ­i­cas real­izadas desde hace 50 años; las prue­bas real­izadas con el car­bono 14 al mate­r­ial encon­trado sitúan nues­tra cul­tura a finales del siglo XI y han per­mi­tido iden­ti­ficar su fisonomía.

Los Guanes ocu­paron un vasto ter­ri­to­rio que puede situ­arse desde el río Oibita (Sur) hasta el Río Oro (Norte); Cordillera de los Yariguíes (Occi­dente) y por el ori­ente las már­genes del chi­camocha. Según el cro­nista Juan de Castel­lanos, estos prim­i­tivos pobladores eran “blan­cos, gal­lar­dos, limpios, curiosos, de ros­tros aguileño y fac­ciones de linda y agra­ci­ada com­pos­tura”, afir­ma­ción que cor­rob­o­ran las inves­ti­ga­ciones antropológ­i­cas recientes, agre­gando que tenían una estatura más grá­cil y ele­vada que la de los demás gru­pos aborígenes.;

Tra­ba­ja­ban el algo­dón, fique, cerámica, labranza, teji­dos y muchas labores más; hon­estos, inteligentes, el Español quedó asom­brado al obser­var lo rápido que aprendían y lo bien que artic­u­la­ban el idioma castel­lano. El 20 de enero de 1540, el con­quis­ta­dor Marín Galeano incur­sionó en el país de los Guanes; los atro­pel­la­dos cometi­dos, el vasal­laje a que fueron someti­dos y mil infamias más de con­quis­ta­dor y col­o­nizadores arrasaron con esta cul­tura ances­tral, única, según, lo demues­tran los aportes históri­cos recopilados.

El pueblo de la poesía guarda en las pági­nas de su his­to­ria mem­o­rables momen­tos; encuen­tros y situa­ciones que lo con­vierten; en un esce­nario; de nat­u­raleza sin igual.

La Tierra del recono­cido peri­odista Ale­jan­dro Galvis Galvis, dio vida y abrigo hasta su lecho de muerte al abo­gado Fran­cisco San­tos Galvis (padre de Eduardo San­tos), sirvió de inspiración al poeta Ismael Enrique Arcin­ie­gas, formó el espíritu regio y altivo del con­tro­ver­tido José María Rueda Gómez, Conde Cuchi­cute y Gua­nentá doto de ímpetu y vir­tud a Sil­dana Díaz, la primera mujer sol­dado de Colom­bia, colmó de valen­tía y coraje a los mil­itares Heliodoro Rodríguez Galvis, Urbano Balles­teros y Pedro Soler Martínez y ali­mentó la con­sagración y entrega del médico epi­demi­ológico Augusto Gasta Galvis, mere­ce­dor de la medalla cívica al Mérito Asis­ten­cial Jorge Bejarano, Así como de otros grandes que se ha esmer­ado día a día a la his­to­ria de su terruño.

TUR­ISMO

El poten­cial turís­tico que posee el munici­pio de Curití le ha per­mi­tido posi­cionarse a nivel regional y depar­ta­men­tal Su apti­tud turís­tica unida a la his­to­ria y la tradi­ción que posee, son sus prin­ci­pales bases para ges­tar empleo y pro­greso para los curiteños.

Uno de los prin­ci­pales atrac­tivos turís­ti­cos es el Bal­n­eario pescader­ito ubi­cado entre las veredas El Car­men y El Común el cual brinda un plan famil­iar donde es típico encon­trar los tradi­cionales paseos de olla colom­bianos y dis­fru­tar de difer­entes pozos nat­u­rales. Igual­mente, están la Cueva del Yeso local­izada entre las veredas Que­brada Seca y el Placer cat­a­lo­gada como la cueva más linda de San­tander, la cual cuenta con majes­tu­osas for­ma­ciones y galerías que cau­ti­van a sus vis­i­tantes con su exu­ber­ante belleza​.Es una cueva total­mente seca donde el vis­i­tante obser­vara impo­nentes galerías y enormes for­ma­ciones cal­cáreas; cre­ando un mundo difer­ente bajo tierra.

La casa del Conde de Cuchi­cute, ubi­cada en la vereda del mismo nom­bre; la Cueva de la Vaca, ubi­cada en direc­ción a la vereda El Pal­mar a 5 min­u­tos del casco urbano ofrece una gran opor­tu­nidad para la prác­tica de la espele­ología, tras un descenso ver­ti­cal ini­cial de 4 met­ros se puede empezar una trav­esia epica a travàs de este laber­into humedo con gran can­ti­dad de atrac­ciones, en la que el vis­i­tante se verà en la necesi­dad de recurir a desplaza­mien­tos como arras­trarse, gatear, nadar y sumer­girse para poder dis­fruta a plei­tud una aven­tura extrema, la cueva de la vaca es cat­a­lo­gada como la cueva más extrema de San­tander ya que cuenta con los mejores esce­nar­ios dis­puestos a cau­ti­var a sus vis­i­tantes con su incom­pa­ra­ble belleza. El Cemente­rio Indí­gena ubi­cado entre las veredas Cañav­eral y el Uvo per­mite una expe­ri­en­cia de acer­camiento a la desa­pare­cida cul­tura de los indí­ge­nas Guanes.

Curiti ofrece espec­tac­u­lares senderos ecológi­cos para que los tur­is­tas dis­fruten de las cam­i­natas eco­turís­ti­cas con gran var­iedad de flora y fauna y exce­lente clima,el par­que Nat­ural el San­tu­ario Local­izada en la Vereda la Can­tera, exac­ta­mente detrás de la Escuela. Declar­ado Par­que Nat­ural por Acuerdo 012 de Noviem­bre 24 de 1994 del Hon­or­able Con­cejo Munic­i­pal, en el miso se pro­híbe la tala de bosques y se exige la preser­vación de su flora, fauna y demás recur­sos nat­u­rales. El par­que está divi­dido en tres zonas sep­a­radas por pla­zo­le­tas de forma cir­cu­lar sin veg­etación cono­cida tam­bién con el nom­bre de Parches, éstas son inex­plic­a­ble­mente nat­u­rales, tam­bién son dig­nos de admiración los laber­in­tos en piedra. El San­tu­ario posee veg­etación exótica típica del selva; algunos ani­males rep­re­sen­ta­tivos de nues­tra fauna como: picures, faras, tina­jos, armadil­los, igua­nas, rep­tiles entre ellos gran var­iedad de ser­pi­entes. El éxito de la trav­esía con­siste en cruzar el San­tu­ario a lo largo sin perderse o sin regre­sar al sitio de ini­cio. Desafor­tu­nada­mente la riqueza arque­ológ­ica dejada en el lugar como heren­cia de nue­stros antepasa­dos, espe­cial­mente tra­ba­jos en cerámica pre­colom­bina, fue saque­ada al igual que la may­oría de su riqueza nat­ural. Todos debe­mos amar y respetar este pul­món de nues­tra heredad con orgullo de Curiteños. Exis­ten otros esce­nar­ios turís­ti­cos de una belleza nat­ural sin igual, que mere­cen incluirse en la plataforma turís­tica como son: El Morro del Indio en la vereda Irapire, el Hoyo Frío en la vereda El Rodeo, La piedra Gorda y la Cueva del Sapo en la Vereda Macanillo, entre otros.

La estratég­ica posi­ción geográ­fica del munici­pio con respecto a la vía que con­duce a Bucara­manga y Bogotá, unido a la pro­mo­ción turís­tica, han hecho de Curití un impor­tante atrac­tivo turís­tico de San­tander, El pueblito de las “BRU­MAS Y BEL­LOS ATARDE­CERES” como es cono­cido Curití cuenta con una gran infraestruc­tura hotel­eras y zonas de camp­ing que les brindarán una exce­lente aten­ción y ser­vi­cio a sus clientes.

UBI­CACIÓN

El Munici­pio se encuen­tra local­izado geográ­fi­ca­mente 6° 3636´´ lat­i­tud Norte y 73° 0418´´ lon­gi­tud Oeste, ubi­cado al Cen­tro Ori­ente del Depar­ta­mento, ubi­cado en la Cordillera Ori­en­tal. El perímetro o zona urbana y sus respec­tivos límites fueron estable­ci­dos medi­ante acuerdo Munic­i­pal No. 008 del 22 de mayo de 1997.

volver arriba