El Playón

MUNICI­PIO DE EL PLAYÓN

SITIO WEB: http://​www​.elplayon​-san​tander​.gov​.co

Este munici­pio tiene sus antecedentes, desde mucho antes de su con­sti­tu­ción como cor­regimiento del munici­pio de Rione­gro. El primer poblador de este ter­ruño se llam­aba Domingo Mene­ses quien llego acom­pañado de su esposa e hijos y unos cuan­tos peones, y con­struyo su vivienda en la laguna que existía en ese entonces en la zona com­pren­dida entre las car­reras 6 y 7 y calles 12 y 14 donde hoy existe el asen­tamiento humano lla­mado «Bar­rio Los Paticos».

El sitio exacto donde fue con­stru­ida dicha vivienda queda donde hoy está el salón del reino de los tes­ti­gos de Jehová según me conto don Gabriel Mejía abuelo de 75 años a quien conocí en la finca de tambo que­mao del cor­regimiento cuesta rica del munici­pio de Rione­gro en el año de 1995.

El ingreso a la vivienda se hacia por un palo empuen­tado desde la bar­ranca; la razón por la cual don Domingo hizo la vivienda sobre la laguna era para pro­te­gersen de las fieras sal­va­jes pues toda la zona estaba rodeada de mon­taña vir­gen, y la única vivienda cer­cana estaba situ­ada en el sitio de cachirisito, la cual lam­en­ta­ble­mente fue der­rum­bada hace poco por el nuevo propi­etario de la finca, que era pat­ri­mo­nio de los ya fal­l­e­ci­dos abue­los pater­nos­del recono­cido com­er­ciante de El Playón Elmer Ortega

En ese entonces don Gabriel Mejía llego proce­dente de Rione­gro siendo un ado­les­cente de 14 años de edad en busca de tra­bajo para ganarse su jor­nal. Ya final­izando la década la década de 1930, se pro­dujo un asen­tamiento de campesinos prove­nientes de la región de arboledas Norte de San­tander, en una zona de la hacienda las vegas, quienes fueron desplaza­dos en forma masiva por hechos vio­len­tos de carác­ter par­tidista que tuvo ori­gen en el gob­ierno del entonces pres­i­dente Olaya Herrera.

El rancherío con­stru­ido se llamó are­nales y pocos años más tarde fuenue­va­mente vic­tima de la vio­len­cia y desa­pare­cido por un incen­dio. Esto dio ori­gen a que el gob­ierno depar­ta­men­tal adquiri­era un ter­reno de 34 hec­táreas para con­struir el cor­regimiento de El playón, donde hoy esta la zona com­er­cial y los bar­rios, el cen­tro Guachara­cales y pueblo nuevo. Las primeras edi­fi­ca­ciones son las que hoy ocu­pan las ofic­i­nas de tele­com, el con­cejo, el juz­gado, casa cural, estación de policía y el antiguo puesto de salud.

En vir­tud a este hecho el gob­er­nador de ese entonces medi­ante el decreto 1055 de 1945 creo el cor­regimiento con la inspec­ción de policía y nom­bro el primer inspec­tor de policía de la población. Desde ese entonces fue cre­ciendo y desar­rol­lán­dose económi­ca­mente adquiriendo la posi­bil­i­dad de ser un ter­ri­to­rio autónomo ini­cián­dose así la lucha cívica encabezada por un grupo de líderes pop­u­lares como Rafael Conde, Ciro Leal, Campo Elías Rodríguez, José Rodríguez, Jovino González, Ramiro Alar­cón, Víc­tor Manuel Rodríguez, Rosa Delia Rozo De Pabón, Víc­tor Cor­rea Sal­cedo, para obtener la cat­e­goría de municipio.

Esto se logra gra­cias al apoyo de la ban­cada de diputa­dos con­ser­vadores de la asam­blea de San­tander y medi­ante la orde­nanza de 1979 se le dio vida jurídica al munici­pio de el playón que lam­en­ta­ble­mente sufrió el infor­tu­nio del desas­tres nat­ural oca­sion­ado por la avalan­cha del río, ocur­rida el domingo 25 de noviem­bre de 1979 a los albores del alba pre­cisa­mente cuando se estaba ter­mi­nando la cel­e­bración de su creación. Esto hizo que se retrasara el fun­cionamiento de la alcaldía, el cual sólo empezó a par­tir del primero de enero de 1981 con el nom­bramiento y pos­esión del señor Otoniel Car­reño como su primer alcalde, quien instaló su despa­cho en la casa de dos plan­tas ubi­cada en la car­rera 7ª frente a la zona arrasada por la avalancha.

Como si el desas­tre de la avalan­cha no hubiese sido sufi­ciente, a medi­a­dos de 1984 el munici­pio sufrió otra catástrofe pero ya no índole nat­ural, sino político merced a un fallo del tri­bunal con­tencioso admin­is­tra­tivo de San­tander que anulo la orde­nanza que lo había creado munici­pio en vir­tud a la demanda que había sido instau­rada por el entonces diputado lib­eral Tiberio Vil­lareal Ramos patri­cio de Rione­gro. Se reini­cia nue­va­mente la lucha por la recon­quista y medi­ante orde­nanza Nº 13 del 21 de noviem­bre de 1984 la asam­blea de San­tander autor­izó al señor gob­er­nador para que creara nue­va­mente el municipio.

Y fue así como el doc­tor Álvaro Cala Hed­erich expidió y pub­lico el decreto 3515 del 28 de Diciem­bre del mismo año por el cual se creó nue­va­mente el munici­pio y designo al señor Pablo Enrique Mar­tines May­orga nue­va­mente Alcalde munic­i­pal quien reini­cio sus labores el primero de enero de 1985 y pos­te­ri­or­mente fue suce­dido en su orden por Mario Euse­bio Zam­brano q.e.p.d, Luis Ale­jan­dro Reatiga y Car­los Arturo Men­doza Cár­de­nas último Alcalde por nom­bramiento. La elec­ción pop­u­lar de alcaldes se ini­cio con el Señor Henry Med­ina Gómez, seguido por Rosa Delia Rozo de Pabon, Josué Jaimes Caballero, Víc­tor Manuel Rodríguez. q.e.p.d. Martha Patri­cia Parra Var­gas (por decreto), Ramiro Alar­cón Caicedo (q.e.p.d y padre del actual alcalde), Hum­berto Her­reño Tamayo, Josué Jaimes Caballero y Adon­aldo Gar­cía Villamizar.

ECOLOGÍA

Situ­ado en la cuenca del río Lebrija, se clasi­fi­caron 8 microcuen­cas a saber: Sil­gará, Cachirí, La Naran­jera, La Negreña, La Sar­dina, El Pino, El Playón y La Tigra. Al unirse el río Cachirí y el río Play­onero con­for­man el río Cachíra del Sur.

Los drena­jes d El Playón en su gran may­oría son aflu­entes del río playón perteneciente a la sub­cuenca del río Cáchira que hace parte de la cuenca de Lebrija según informe plan de gestión ambi­en­tal de la C.D.M.B.

Local­ización
En el Munici­pio de EL PLAYON se ubi­can los bosques en toda geografía del munici­pio, prin­ci­pal­mente a la mar­gen derecha del río Play­onero parte nor ori­en­tal del ter­ri­to­rio, en la cota de los 1200 a los 2.800 m.s.n.m. Estos bosques tienen un pro­ceso de inter­ven­ción, los cuales requieren ser pro­te­gi­dos y con­ser­va­dos.
En la parte occi­den­tal, en la mar­gen izquierda del río Play­onero se encuen­tran ubi­ca­dos unos relic­tos de bosques, sobre la cota de los 600 a los 1.000 m.s.n.m, los cuales pre­sen­tan una mayor degradación.
Com­prende sue­los de apti­tud fore­stal, sue­los pro­fun­dos y capaci­dad fore­stal pro­tec­tora – pro­duc­tora y sue­los con capaci­dad para la pro­duc­ción de agua. Son sue­los que por su apti­tud, vocación, uso, degradación, fun­ción eco­sis­tem­ica o legal­i­dad, deben estar con­sti­tu­idas y pro­te­gi­das en bosques, los cuales son parte inte­grante y soporte de la bio­di­ver­si­dad biológ­ica, étnica y de oferta ambi­en­tal donde debe garan­ti­zarse su conocimiento y manejo den­tro de los prin­ci­p­ios de sosteni­bil­i­dad y que deben ser con­ser­vadas per­ma­nen­te­mente con bosque nat­ural o arti­fi­cial (especies nati­vas), para pro­te­ger estos mis­mos recur­sos u otros nat­u­rales renovables.

Las zonas de bosques con­for­man áreas de espe­cial sig­nif­i­can­cia ambi­en­tal por su frag­ili­dad y fun­ción eco­sis­tem­ica, favore­ciendo la gen­eración de cor­ri­entes y de descar­gas hidro­bió­log­i­cas. Son áreas muy inesta­bles geológi­ca­mente que requieren man­tener su cober­tura veg­e­tal nat­ural para evi­tar pro­ce­sos de remoción.

ECONOMÍA

La prin­ci­pal activi­dad del munici­pio es la explotación del sec­tor pri­mario, la cual es de tipo tradi­cional. destacán­dose la agri­cul­tura con cul­tivos de maracuyá, cacao siendo el prin­ci­pal pro­duc­tor den­tro de la sub­región, apor­tando el 80.1% de la pro­duc­ción total, café, yuca, cítri­cos, tomate de árbol, mora, caña pan­el­era, entre otros; en la parte pecuaria se tienen bovi­nos doble propósito, por­ci­nos, avi­cul­tura, pis­ci­cul­tura y equinos.

En la min­ería se destaca la extrac­ción de arena o mate­r­ial de arras­tre, pro­ducto de la defor­estación de la parte alta del río.

El impacto ambi­en­tal que oca­siona la economía por ser en su may­oría extrac­tiva, se refleja en la dis­min­u­ción de las fuentes hídri­cas en un alto por­centaje, la defor­estación y destruc­ción de zonas espe­ciales de micro cuen­cas, sumado a la falta de tratamiento de aguas resid­uales y la ausen­cia de una cul­tura de con­ser­vación ambiental.

En segundo lugar se encuen­tra el com­er­cio sobre­saliendo las tien­das, víveres, plaza de mer­cado, graneros y depósi­tos, com­pra venta de pro­duc­tos agrí­co­las, tien­das vet­eri­nar­ias y de insumos, mis­celáneas, droguerías, fer­reterías, jue­gos de azar, bici­cleterías, funer­aria, pelu­querías, etc.

Seguido del sec­tor indus­trial que pre­senta un incip­i­ente desar­rollo, car­ac­ter­i­zado por pequeñas empre­sas famil­iares, que operan de tipo arte­sanal: hacen parte de este las que­serías, aser­ríos, panaderías, carpin­terías, modis­terías y con­fec­ciones, orna­mentación, zap­a­terías, ladrilleras, etc.

volver arriba