Florid­ablanca

MUNICI­PIO DE FLORIDABLANCA

SITIO WEB: http://​www​.alcal​diaflorid​ablanca​.gov​.co

Florid­ablanca es un munici­pio y la segunda ciu­dad más impor­tante del Depar­ta­mento de Santander,noreste de Colom­bia, con 263.095 habi­tantes (2012). Tiene una exten­sión aprox­i­mada de 97 kilómet­ros cuadra­dos. Forma parte del Area Met­ro­pol­i­tana de Bucara­manga. Florid­ablanca es cono­cida por sus obleas, su tur­ismo, sus par­ques, sus cen­tros com­er­ciales, sus clíni­cas, su edu­cación de cal­i­dad y ha sido polo del pro­greso de la región durante los últi­mos años.

Como mues­tra del crec­imiento en sus últi­mos años ha con­tribuido con un gran aporte al desar­rollo de la región, su crec­imiento urbanís­tico va acorde con las necesi­dades del Área Met­ro­pol­i­tana de Bucaramanga.

HIS­TO­RIA

Guanes
Primeros pobladores: El ter­ri­to­rio que ocupa actual­mente el Munici­pio de Florid­ablanca fue dom­i­nado en los tiem­pos pre­his­páni­cos por el cacique Guane, al igual que Bucara­manga y Piede­cuesta. Sus aborí­genes eran Guanes aunque es muy poco prob­a­ble que existiera algún asen­tamiento humano de impor­tan­cia ya que la cer­canía a la triple fron­tera en que con­vergían Guanes, Yarigu­ies y Chitareros con­vertía a los pobla­dos, allí situ­a­dos, en víc­ti­mas poten­ciales de los enemigos.

Ves­ti­gios de este pueblo se encuen­tran en la Mesa de Ruitoque, en unas cuevas, en donde fueron encon­tra­dos dibu­jos sim­i­lares a los exis­tentes en la piedra del sol hal­lada en el casco antiguo del Munici­pio. En 1540 Martín Galeano con­quistó la región y ven­ció a los indígenas.

Los Guanes, después de los Muis­cas, fueron el pueblo pre­his­pánico que más se destacó por el amplio desar­rollo de sus man­i­festa­ciones cul­tur­ales, que los difer­en­cia­ron de sus veci­nos más inmedi­atos: Yarigu­ies al occi­dente y al noroc­ci­dente, Chitareros al noror­i­ente, Laches al ori­ente y Muis­cas al sur.

Los primeros pobladores de la región donde está ubi­cada la ciu­dad de Florid­ablanca, fueron los Guanes. Ellos ocu­paron ter­ri­to­rios de lo que hoy es Vélez, hasta la meseta de Bucara­manga, com­pren­di­endo ter­ri­to­rios de Char­alá, Socorro, San Gil, Barichara, Mesa de los San­tos, Piede­cuesta, La Vega de Sar­avita, La Mar­gen occi­den­tal del río Chi­camocha y Floridablanca.

Según el his­to­ri­ador Don Juan de Dios Arias, “Eran los Guanes de gen­til con­ti­nente, estatura mas que medi­ana, color blanco, ademán desem­brazado y mirar franco; tenían nariz más bien afi­lada y la boca pequeña y hor­i­zon­tal. Eran de con­sti­tu­ción fuerte y desar­rol­lada por el tra­bajo agrí­cola y por los ejer­ci­cios militares”.

Su ali­mentación: Prin­ci­pal­mente maíz, el que molían con dos piedras y con esa harina hacían bol­los y mazamorra, además yuca, cal­abaza, ahuyama, tomates y ají; caz­a­ban palo­mas sil­vestres, cone­jos, armadil­los, vena­dos, naques, patos, perdices, pescado y hormi­gas culonas. Bebían chicha fer­men­tada y mas­ti­ca­ban coca.

La Con­quista /​Colo­nia
En 1543 Martín Galeano, capitán español recor­rió y sep­aro los ter­ri­to­rios de los Muis­cas y los Guanes. Ya este capitán había fun­dado la ciu­dad de Vélez, en 1539.

Como ter­ri­to­rio Guane señaló las cuen­cas de los ríos Suárez y Pienta– Fonce y el Chi­camocha. El actual ter­ri­to­rio de los San­tanderes los españoles iden­ti­fi­caron las provin­cias del Rincón de Vélez (Muis­cas inde­pen­di­entes), de los caciques Muis­cas suje­tos a Duitama, de los Guanes, de los Chitareros, de los Yarigu­ies, de los Opones y Carares y de los Motilones; parece que los límites étni­cos eran en buena medida los cauces de los ríos, cus­to­di­adas por un capitán trib­u­tario de un cacique cer­cano, esto se denom­inaba, “La Cabuya Prehispánica”.

Entre 1551 y 1558 se definieron defin­i­ti­va­mente los espa­cios juris­dic­cionales de las dos ciu­dades Vélez y Pam­plona, esto a causa del hal­lazgo del dis­trito minero del Río de oro por los pam­plone­ses, cor­re­spondién­dole al ter­ri­to­rio de hoy Florid­ablanca, quedando del lado de los pam­plone­ses ya que el límite se estable­ció en la mar­gen derecha del Río de Oro.

En 1596 el hijo de Ortun Velasco, Juan Velasco, con­struyó con su familia una casa y una igle­sia a oril­las del Río Frío, lla­mada La Hacienda Bucar­ica. La Hacienda Bucar­ica se con­vir­tió en un cen­tro de con­sumo y mer­cado para las ciu­dades de Vélez y Pam­plona. La encomienda de Bucar­ica de Juan Velasco tenía 204 almas (indí­ge­nas) Guanes de ellos 59 hom­bres en la edad de tra­ba­jar (28 eran lavadores de oro y los otro 31 agricul­tores y ganaderos), el resto eran mujeres y niños y ancianos. Es quizá el primer asen­tamiento pobla­cional de lo que hoy es Florid­ablanca. Para estas épocas, los guanes ya eran un pueblo diez­mado, esclav­izado y sin iden­ti­dad pues el español les impuso una religión y lo sometió a sus cos­tum­bres (La encomienda era el repar­timiento de los indios entre los con­quis­ta­dores españoles y estos debían tra­ba­jar sus diseños).

La inde­pen­den­cia
El 16 de marzo de 1780 en la Plaza del Socorro (San­tander), una voz femenina y valiente, se lev­antó entre los que allí esta­ban mer­cando y arran­cando los memo­ri­ales que orden­a­ban nuevos aumen­tos de los trib­u­tos, incitó al pueblo a rev­e­larse con­tra este atro­pello del gob­ierno vir­reinal (Doña Manuela Bel­trán). Este fue el det­o­nante para que el 30 de mayo de 1781 José Anto­nio Galán diera el grito de la rebe­lión comunera que final­izó con el engaño en las capit­u­la­ciones ante el Arzo­bispo Anto­nio Caballero. El tiempo no se detiene, y de España llega el sabio José Celestino Mutis, con una mis­ión, lev­an­tar un inven­tario de la flor de la Nueva Granada, se le denom­inó “La expe­di­ción Botánica”, su gran mece­nas fue Don José Moñino y Redondo, conde de Florid­ablanca y para entonces min­istro del Rey Car­los III.

Mutis escogió a lo más granado de la juven­tud: al sabio Cal­das, a Eloy Valen­zuela, a Sin­foroso Mutis, a Pedro Fer­mín Var­gas, entre otros; quienes aprovechando la impor­tante bib­lioteca del sabio, nutrieron sus anh­e­los lib­er­tar­ios con doc­u­men­tos como la declaración de los dere­chos del hom­bre (1789) (era la época del enci­clo­pe­dismo de D“ALEMBERT Y DIDEROT en Europa).

Pero la tierra empieza a pro­ducir fru­tos de lib­er­tad. Anto­nio Nar­iño, se atreve a tra­ducir los dere­chos del hom­bre (1793) (del francés al español) hecho que le sig­nifica la cár­cel, y su pos­te­rior escape en tier­ras euro­peas, donde aprovecha para entrar en solic­i­tud de apoyo a la causa de la lib­er­tad de la nueva granada a los gob­ier­nos de Fran­cia e Inglaterra, regresa a Santa Fe en 1797.

En Venezuela, Miranda desem­barca en 1806 y proclama lib­er­tad de ese país.

Proyecto de erec­ción de Parroquia[editar]
Esos eran los acon­tec­imien­tos que sucedían en la Nueva Granada y que se conocían sem­anas y meses después porque no habían comu­ni­ca­ciones ráp­i­das, solo se hacia por medio de men­sajeros a caballo o en barco por el río Magdalena.

El valle denom­i­nado “La Mano del Negro (o la palmita), el sitio Bucar­ica, Zapa­manga y los Cau­chos, esta­ban pobladas por propi­etar­ios ter­rate­nientes, colonos y arren­datar­ios, ellos pertenecían a las feli­gresías de Girón, Piede­cuesta y Bucara­manga. En posi­bles con­ver­sa­ciones bus­cando la con­ve­nien­cia de estable­cer una nueva par­ro­quia (forma de crear legal­mente un pueblo tradi­cional­mente en Colom­bia), muy segu­ra­mente se reunieron varias veces exponiendo sus argu­men­tos, que fueron apoy­a­dos por el cura Eloy Valen­zuela, pár­roco de Bucara­manga (antiguo miem­bro y sec­re­tario de la expe­di­ción botánica) y que junto a los curas-​abogados Juan Agustín de la Parra como pár­roco de Matanza, del Doc­tor Juan Agustín de los Reyes como pár­roco de Cacota de Sorata y del Doc­tor Pedro de Uribe Mar­tilla de los Ríos, cura pár­roco de Piede­cuesta, veían tam­bién en este proyecto la creación de un punto de con­ver­gen­cia para el com­er­cio de hari­nas del valle del río Suratá, de tabaco y aguar­di­ente de Piede­cuesta. “No solo una nueva par­ro­quia si no para cabecera y cabildo de toda provincia”.

El 24 de julio de 1809 diez res­i­dentes de este sitio, otor­garon ante un escrib­ano el poder requerido para que Nicolás Llanos Procu­rador de Causas de la Real Audi­en­cia los rep­re­sen­tase ante el arzo­bis­pado en las dili­gen­cias nece­sarias para obtener la erec­ción de una par­ro­quia nueva en el sitio de la mano del negro. El argu­mento del apoder­ado Nicolás Llanos, fue exponer “…La con­gre­gación del campesinado en asen­tamien­tos urbanos era una medida de gran util­i­dad para los fines del estado y la igle­sia”. Este era el pro­grama for­mu­lado en España por el conde de Florid­ablanca, el min­istro de Cam­po­manes y Don Gas­par Mel­chor de Jovel­lanos. Pero este proyecto tenía un gran opos­i­tor, era el cura pár­roco de Girón Pedro Sal­gar, porque según sus cál­cu­los perdería $800 pesos anuales de los $5000= que recibía su parroquia.

El cura Pedro Sal­gar el 2 de noviem­bre de 1810, denun­ció el proyecto el rev­olu­ción de Anto­nio Nar­iño, de Sin­foroso Mutis Con­sue­gra (sobrino del sabio Mutis), del canónigo Andrés Rosillo y otros ante el vir­rey, y los rela­cionó con los hechos del 20 de julio en Santa Fe, además denun­ció la con­spir­ación en Bucara­manga, Girón, Piede­cuesta pro­movida por los Mutis y los Con­sue­gra (intere­sa­dos por la creación de la nueva par­ro­quia en el sitio de la mano del negro, hecho que le oca­sionó a Facundo Mutis ser encarcelado).

El 8 de octubre de 1810 el Pro­mo­tor Fis­cal del Arzo­bis­pado ter­minó de exam­i­nar el largo expe­di­ente for­mado durante el pleito entre las partes y con­cep­tuó que “era opor­tuna y nece­saria la erec­ción par­ro­quial en el sitio de la mano del negro, según los lin­deros deter­mi­na­dos por el Comi­sion­ado José de los Reyes, pero el pro­ceso fue sus­pendido por los hechos del 20 de julio de 1810 que tendían a complicarse.»

Es impor­tante tener en cuenta que el cura Eloy Valen­zuela pár­roco de Bucara­manga y gran pro­mo­tor de la nueva par­ro­quia pro­puso el nom­bre de “Florid­ablanca” como hom­e­naje a uno de los más ilus­tres refor­madores de la corte del rey Car­los III, el ilustrado don José Moñino y Redondo conde de Florid­ablanca y además miem­bro de la Real Expe­di­ción Botánica del Nuevo Reino de Granada y quien había fal­l­e­cido en 1809. Este sería el post-​homenaje de los ilustra­dos neogranadi­nos a don José Moñino.

Solo hasta el 14 de febrero de 1817, un poco más de seis años después, fue que el apoder­ado Nicolás Llanos pudo reabrir el expe­di­ente y solic­i­tar la expe­di­ción de la sen­ten­cia en la nueva cir­cun­stan­cia “feliz restablec­imiento del orden”.

Muchos de los que ini­cial­mente habían ini­ci­ado el pro­ceso apoyando la causa de la creación de la nueva par­ro­quia, desistieron, otros dos había muerto don Facundo Mutis estaba preso en Por­ta­ca­bello. Pero esto no ami­lanó a Nicolás Llanos que apoder­ado por el Pro­mo­tor Fis­cal del Arzo­bispo lograron que el doc­tor Javier Guerra de Mier profirió el 7 de noviem­bre de 1817 el auto que erigía en par­ro­quia el sitio de la mano del negro con el título de “Florid­ablanca de San Juan Nepomuceno”.

Este hecho hizo que 51 veci­nos (propi­etar­ios y arren­datar­ios), fir­maran el poder de com­pro­miso con la nueva par­ro­quia y sus gas­tos, el 6 de mayo de 1818 el vir­rey Samano con­firmó la erec­ción de la par­ro­quia “Florid­ablanca de San Juan Nepo­mu­ceno”, pero la lucha por la lib­er­tad seguía con mayor inten­si­dad lo que provocó que no se des­ig­nara párroco.

En 1822 el vicepres­i­dente Fran­cisco de Paula San­tander dio su aprobación para que el cura José Elías Puyana fuese el primer pár­roco de “Florid­ablanca de San Juan Nepomuceno”.

“Florid­ablanca nace como pro­ducto de la resisten­cia de unos patri­o­tas anón­i­mos, silen­ciosos que tra­maron la lib­er­tad de nues­tra patria”(JOB).

Tal como lo mues­tra la his­to­ri­ografía regional, en esta provin­cia sólo se fundó con éxito la ciu­dad de San Juan Girón en tanto que todos los demás poblamien­tos empezaron como pueb­los de indios o como par­ro­quias de feligreses.

Período Repub­li­cano
Con­clu­ida la guerra de la inde­pen­den­cia el nuevo gob­ierno repub­li­cano comenzó a ordenar el ter­ri­to­rio de la Nueva Granada. Sin embargo ocur­rieron hechos que de alguna man­era involu­cra­ban a Florid­ablanca y sus actos sociales, Políti­cos y Religiosos.

En 1822 fue nom­brado como primer pár­roco el cura José Elías Puyana, quien ejer­ció como pár­roco desde el 16 de sep­tiem­bre de 1837. Real­izó obras como: –La con­struc­ción de la capilla de Santa Bár­bara (ubi­cada al costado occi­den­tal del par­que San­tander (prin­ci­pal de Florid­ablanca) 1823). –La igle­sia de San Juan Nepo­mu­ceno (tem­plo par­ro­quial prin­ci­pal de Florid­ablanca ubi­cado al costado ori­en­tal del par­que San­tander) 1823 a 1832 (fue recon­stru­ido entre 1898 a 1946). –La capilla del cemente­rio con­stru­ida entre 1823 a 1830.

El padre José Elías Puyana, actuó como Senador por la Provin­cia de Pam­plona el 1 de marzo de 1835 ante el con­greso. En el con­greso del 1 de marzo de 1836 tam­bién obró como senador el padre José Elías Puyana (pár­roco de Florid­ablanca de San Juan Nepo­mu­ceno). En 1837, volvió actuar como senador en el con­greso el padre José Elías Puyana; (el padre Puyana fue elegido Obispo Aux­il­iar de Pasto, el 17 de abril de 1848, con­sagrado el 7 de abril de 1850). Por esta época el padre Eloy Valen­zuela, habría sido asesinado el 1 de noviem­bre de 1834; (Pro­mo­tor y quien pro­puso el nom­bre de Florid­ablanca). En 1843 ya fun­cionaba el Cole­gio de varones. En 1843, los cosecheros de Girón, que coste­a­ban de su peculio el cole­gio de Florid­ablanca lo pusieron a dis­posi­ción del gob­ierno nacional para su orga­ni­zación y para que lo con­fi­ase a los jesuitas. En 1846 el cole­gio de Florid­ablanca fue reor­ga­ni­zado por el ejec­u­tivo en el mes de julio. En 1851 el con­greso negó el proyecto de trasladar de Piede­cuesta a Florid­ablanca, la cap­i­tal del Can­tón de Soto. En 1850 (22 de julio), el gob­ierno Puyana se declaró en con­tra de la rev­olu­ción del sur del país. En 1851 pobladores de Florid­ablanca se unieron a la rev­olu­ción de la provin­cia de Pam­plona ocur­rida el 1 de agosto. El 9 de febrero de 1852 fue insta­l­ado el Cole­gio Provin­cial en Florid­ablanca en el Cole­gio que fuera pri­vado y sostenido por los cosecheros de Girón, dando así el primer paso de la Provin­cia de Soto en la car­rera de la insti­tu­ción supe­rior (años más tarde fun­cionaria allí el sem­i­nario de Pam­plona a causa de una epi­demia en esa población). En 1853 fue san­cionada la con­sti­tu­ción, donde cada Provin­cia ten­dría amplia potes­tad de darse su Con­sti­tu­ción Provin­cial; la cual para la Provin­cia de Soto debía darse en la cap­i­tal Florid­ablanca el 20 de octubre de 1853, pero hubo desacuerdo y luego se trasladó a Piede­cuesta y por último se rat­i­ficó como cap­i­tal de la Provin­cia de Soto a Florid­ablanca, esto se dio el día 3 de enero de 1954. En 1854 hubo golpe de Estado al entonces pres­i­dente José María Obando, por el gen­eral José María Melo, lo que gen­eró la luchas entre las Provin­cias. El entonces gob­er­nador de la provin­cia de Soto doc­tor Alpio Man­tilla pidió desde Florid­ablanca aux­ilio al gob­er­nador del Socorro. En el con­greso de 1855, el 6 de marzo, el gen­eral Mos­quera pre­sentó un proyecto sobre la creación del estado de San­tander. El 13 de mayo de 1857 fue creado el Estado de San­tander medi­ante Ley, con­for­mada por las provin­cias de Pam­plona, Ocaña y Socorro que en ade­lante seria un estado fed­eral. El 16 de octubre de 1857 en la con­sti­tuyente del Estado de San­tander se nom­bró al doc­tor Manuel Murillo Toro como Pres­i­dente. Murillo Toro (toli­mense), se encargo del mando del Estado el 26 de octubre de 1957, el 11 de noviem­bre del mismo año fue elegido en propiedad el Dr. Murillo Toro La con­sti­tu­ción del Estado de San­tander es un ejem­plo de con­so­nan­cia entre las ideas lib­erales y los prin­ci­p­ios de gob­ierno pro­pios de los pueb­los y con­sagro “Son San­tandere­anos todas las gentes que se encuen­tren en su ter­ri­to­rio, sin dis­tin­ción de su nacimiento y ciu­dadanos del Estado todos los san­tandere­anos may­ores de 21 años”. El 24 de noviem­bre de 1857 se nom­bró como cap­i­tal del Estado de San­tander a Bucara­manga. El 23 de diciem­bre de 1857 se pro­mulgó una Ley del Estado de San­tander for­mando 15 cir­cuitos como división ter­ri­to­r­ial. El cir­cuito de Girón for­mado por Girón y Florid­ablanca, escogió a Girón como cap­i­tal. El 8 de enero de 1858 se con­sti­tuyó como munici­pio de Florid­ablanca (y se dio propia con­sti­tu­ción). El 21 de enero 1958, el pres­i­dente de San­tander Manuel Murillo Toro ofi­ciaba a los alcaldes y entre otras cosas decía: “La con­sti­tu­ción del Estado de San­tander, recono­ciendo la sober­anía abso­luta e inma­nente del indi­viduo para tra­ba­jar, apren­der, enseñar, via­jar, escribir, ha removido los obstácu­los que pudieran pre­sen­tarse a su instruc­ción y bien­es­tar, dejando al esfuerzo indi­vid­ual y espon­tá­neo el pro­greso moral y mate­r­ial de la sociedad”. El 4 de abril de 1859 la Bula Papal eligió la dióce­sis de Pasto y eligió a José Elías Puyana como su primer obispo, hecho que fue lle­vado a cabo el 16 de marzo de 1860. En 1884 el domingo 17 de agosto en Florid­ablanca Ceferino Navas jefe de recono­cido valor, se declaró en abierta rebe­lión con­tra el gob­ierno de Estado, recono­ció al alcalde de Florid­ablanca, ini­cián­dose en la lla­mada rev­olu­ción del 84 con­tra el pres­i­dente Wilches.1 En 1887 Don Chris­t­ian Peter Clausen ini­ció labores de su cerve­cería Clausen en la Esper­anza – Florid­ablanca. En 1890 se ini­ció el car­rete­able Bucara­manga Floridablanca.

En 1893 se estable­ció el ser­vi­cio tele­fónico Bucara­manga Florid­ablanca, se donaron los ter­renos para el hos­pi­tal y se creó la ofic­ina de la benef­i­cen­cia. En 1899 estalló la guerra de los mil días y Florid­ablanca: –El gen­eral lib­eral Uriel Uribe fue der­ro­tado en Piede­cuesta el 29 de octubre, se movió con sus dos mil quinien­tos hom­bres a Florid­ablanca a recom­poner sus filas; luego marchó con­tra Bucara­manga el 11 de noviem­bre, allí el gen­eral Socor­rano Juan Fran­cisco Gómez Pinzón, quien para demostrar su valor herido en una pierna murió desan­grado, fue lle­vado a la Pedregosa y enter­rado sig­ilosa­mente la noche del 13 de noviem­bre en Florid­ablanca. –El hos­pi­tal de Florid­ablanca se con­vir­tió de cari­dad y se orga­nizó el banco de san­gre del ejército. — Se orga­nizó la columna Florid­ablanca, a la que ingre­saron muchos hijos de este munici­pio, y se adscri­bieron al batal­lón Peña Solano.

Ter­mi­nada la guerra; En 1904 se crearon escue­las públi­cas para niños y niñas, con edu­cación gra­tuita y mae­stros paga­dos por la gob­er­nación. En 1905 el señor Mc Cormick recibió; apoyo de la gob­er­nación por el invento telar mecánico. En 1910 los señores Pena­gos con­struyen la planta eléc­trica, en la rivera Riofrío. En 1917 Florid­ablanca recibió el pre­mio depar­ta­men­tal al munici­pio con mayor número de asis­tentes a las escue­las en relación con su población. En 1920, se dio al ser­vi­cio la car­retera Florid­ablanca Piede­cuesta. En 1923 se dio al ser­vi­cio postal aéreo y de pasajeros entre Bucara­manga Bar­ran­caber­meja. En 1927 se ini­cia la con­struc­ción del acue­ducto Munic­i­pal. En 1930 se eje­cu­taron obras como: El matadero munic­i­pal, La casa munic­i­pal y el hos­pi­tal. En 1932 el Con­cejo munic­i­pal rat­i­ficó el título de Florid­ablanca al munici­pio y no de Florida. En 1935 entró a fun­cionar en forma mod­erna la empresa de licores. En 1936 el Con­cejo Munic­i­pal ordenó que el mer­cado ocu­para la casa “El Cole­gio”, donde hoy fun­ciona. En 1945 el munici­pio donó a la empresa licor­era la con­struc­ción del alcan­tar­il­lado munic­i­pal. En 19521953 Se creó la des­til­ería y se montó la Planta de lavado y envase. En 1954 se inau­guró el cole­gio Cole­gio Téc­nico Indus­trial José Elías Puyana. En 1957 el 8 de diciem­bre se con­sagró como sac­er­dote el padre Car­los Gutiér­rez Gómez. En 1973 se fundó el cole­gio Vicente Azuero y se instaló alum­brado de mer­cu­rio al par­que prin­ci­pal. En 1974 fue creada la bib­lioteca “Ciu­dad Valen­cia”. En 1975 se nom­bró por primera vez una mujer como alcaldesa del munici­pio, Car­men Cecilia Pérez En 1977 fue creada la ban­dera del munici­pio por decreto de la alcaldesa Car­men Cecilia Pérez; y tam­bién por decreto de la misma alcaldesa se adopta el escudo. En 1979 fue creada la bib­lioteca José Anto­nio Galán de Zapa­manga III (cocaza). Entre 1987 y 1988 el entonces alcalde Álvaro Gar­cía Parra, ordeno la con­struc­ción del nuevo Pala­cio Munic­i­pal de Florid­ablanca. En 1988 se eligió el primer alcalde por voto pop­u­lar, al doc­tor Her­nando Lamus Quin­tero. En 1992 se inau­gura la Casa de la Cul­tura Piedra del Sol. En 1994 se adopta el himno de Florid­ablanca por decreto del Alcalde Pedro Julio Solano. Tam­bién en 1994, se inau­gura la escuela de música “Luís Fran­cisco Adarme” y el museo arque­ológico regional Guane (con más de 800 obje­tos Guanes). La bib­lioteca pública es trasladada a la Casa de la Cul­tura Piedra del Sol En 1996 fue dado a cono­cer el pece­sito, más cono­cido como volador Lebi­asina Florid­ablan­quen­sis, único en el mundo con sus car­ac­terís­ti­cas, por el pro­fe­sor y cien­tí­fico Florid­ablan­queño Car­los Arturo Ardila Rodríguez; este pece­sillo vive en aguas de que­bradas como Aran­zoque y otras. En 1996 se adopta el Cara­coli como árbol sim­bólico de Florid­ablanca por decreto del alcalde Ulises Bal­cazar Navarro. En 1997 Medi­ante decreto No. 018997 de la alcaldía, se recono­ció el Con­sejo Munic­i­pal de Cul­tura de Florid­ablanca, (creado por la ley 38897). En 1997 se gradúo la primera pro­mo­ción de Bachilleres del Cole­gio Eco biológico de Florid­ablanca. En 2000 La fab­rica de obleas de Florid­ablanca gana pre­mios Inter­na­cionales. Entre ellos el Galardón Oro Plata a la cal­i­dad Méx­ico 2000, el con­cejo Munic­i­pal de Florid­ablanca, se aprueba. En 2001 El acuerdo No. 03601 “por medio del cual se adopta el Plan de Orde­namiento Ter­ri­to­r­ial Munic­i­pal de Florid­ablanca”. En 2001 Nace el per­iódico El Florid­ablan­queño, un órgano infor­ma­tivo y Cul­tural de la región. En 2002 se ini­cia la con­struc­ción del bar­rio González Chap­arro, para desplaza­dos. En 2002 se ini­cia la con­struc­ción de la Casa de Jus­ti­cia (Bar­rio Car­men) de Florid­ablanca. En 2002 El Con­cejo Munic­i­pal de Florid­ablanca aprueba el acuerdo No. 003 de abril 3002 “por medio del cual se reafirma el nom­bre del munici­pio”. De Florid­ablanca, al igual que sucediera en 1932. (Es Florid­ablanca y no Florida). En 2005 se crea el cen­tro de his­to­ria de Floridablanca.

RECUR­SOS NATURALES

Hidro­grafía
Florid­ablanca pertenece a la cuenca del río Lebrija, y tiene dos sub cuen­cas las del Riofrío y Río de Oro (bajo medio).

De la sub cuenca de Riofrío depen­den las micro cuencas:

RIOFRIO ALTO, con aflu­entes como: Dos Aguas, Aguablanca ( el uso de estas fuentes son para el acue­ducto). Tam­bién pertenecen la Bejuca, La Car­bona (uso agropecuario).

RIOFRIO BAJO, con aflu­entes como: Ruitoque (uso agropecuario).

ZAPA­MANGA, con aflu­entes como: La Cas­cada, La Despensa, Sura­toque (usos agropecuar­ios), y San Anto­nio con los dos usos.

ARAN­ZOQUE MEN­SULI, con aflu­entes La Guayana (con los dos usos).De la sub cuenca Río de Oro (bajo medio), depende la micro cuenca Ruitoque cuyo aflu­ente El Ron­ca­dos (tiene los dos usos).

Recur­sos Nat­u­rales
En el área rural se destaca el Cerro de la Judía, sitio estratégico por ser punto de recarga hídrica donde nacen varias que­bradas y el Riofrío. Florid­ablanca cuenta con una malla verde que se ubica para­le­la­mente a las cuen­cas de las que­bradas en el casco urbano. Una de las zonas verdes urbanas de mejor con­ser­vación y que per­mite la pro­tec­ción hídrica pero tam­bién de la fauna espe­cial­mente las aves, es la ubi­cada entre los bar­rios las Pal­mas, Fátima, San Bernardo, Hacienda San Juan y Lagos del Cacique, este cordón tiene aprox­i­mada­mente 1Km. de largo y hay árboles hasta de 20 met­ros de altura entre ellos: Ficus o Lechero, Cara­coli, Yarumo; otras zonas verdes urbanas es la con­for­mada en los bar­rios Vil­l­a­bel, Moli­nos, Ciu­dad Valen­cia y Santa Bár­bara; además en la zona sobre el Riofrío en Bucar­ica, Lagos, Cara­coli que incluye el “pul­món” de Para­gui­tas o Jardín Botánico.

Exis­ten otras pequeñas zonas sobre las que­bradas Zapa­manga, Mojar­ras, La Pen­di­ente y a lo largo del Riofrío.

Flora
Las prin­ci­pales especies veg­e­tales que se dan en el munici­pio de Florid­ablanca son: Cara­coli, Balso Blanco, Ciru­elo, Chachafruto, Cucharo, Lechero, Yarumo, Gua­sito Col­orado, Bor­rachero, Guadua, Guay­acán, Esco­billa, Mon­coro, Matara­ton, Higuerón, Saman, Pat­e­vaca, Gallinero, Cedro, Ceiba, Aca­cia, Man­chador, Orejo, Car­bonero, Cadillo, Ají de Páramo, Oiti, Almen­dro, Mamón, Nacedero, entre otros.

Se han real­izado algunos estu­dios de la flora de Florid­ablanca espe­cial­mente de las micro cuen­cas del Riofrío por parte de inves­ti­gadores de la CDMB, entre ellos la del biól­ogo Jorge Brand Meza (car­ac­ter­i­zación de la flora y fauna de la micro cuenca del Riofrío munici­pio de Florid­ablanca junio 2004 05686B715 CDMB), de allí se tomaron algunos apartes. El estu­dio florís­tico de los relic­tos boscosos de la micro cuenca del Riofrío, pre­senta una com­pre­sión de 554 especies dis­tribuidas en 253 géneros y III famil­ias de las cuales el 60.4% cor­re­spon­den a dicotiledóneas; el 20.3% a mono­cotiledóneas y el 19.3% a pteridofitos.

El mayor número de las especies tienen hábitos arbóreos (39.0%), Epi­fi­tos (21.6%), arbus­tos (13.5%), beju­cos (14.2%), hier­bas (11.9%), hemiepi­fi­tas (6.32%) y parási­tas (0.1%).

Fauna
La fauna está aso­ci­ada a las for­ma­ciones veg­e­tales de Florid­ablanca, entre estas, encon­tramos los siguientes:

Sapos, Ranas, Igua­nas, camaleón, lagar­tija lobo, Cule­bras ran­eras, La Bejuquillo, La Lomo de Machete, Ser­pi­entes como la Boa, La Guarda Caminos, La Coral; Aves como: La Paloma, La Abuelita, Perdiz, Sillero, Copetón, Mirla, Azulejo, Car­de­nal, Canario, Carpin­tero, Loros, Guañuz, Búhos, Gav­ilán, Pava, Col­i­brí, Garzas y otras; Mamíferos como: La Fara, El Armadillo, El Oso Hormiguero, Tinajo, Zorro Común; Gato Pardo, Conejo, Ñeque, Ardilla y otros; Además de ani­males domés­ti­cos como Cabal­los, Per­ros, Gatos, Loros, Gal­li­nas, Vacas, Ove­jas y Cabros, y aves de cau­tive­rio (ornamentales).

Se destaca la exis­ten­cia de un pece­sito lla­mado volador, el Lebi­asina florid­ablan­caen­sis, único en el mundo cuyo hábi­tat es Florid­ablanca, vive en pequeñas que­bradas de aguas cristali­nas y fondo arenoso y de piedras, como la que­brada de Aran­zoque. Pro­te­gerlo es una obligación hasta hoy olvidada.

Eco­sis­tema
Micro­fauna: Se denom­ina así por ser especies más pequeñas y la com­po­nen los insec­tos. Estos ani­mal­i­tos habi­tan el plan­eta hace más de 40 mil­lones de años y han sido capaces de col­o­nizar sitios agrestes y ale­ja­dos gra­cias a su poder de adaptación. Cumplen fun­ciones muy impor­tantes en el medio ambi­ente como: agentes de polin­ización, con­trol de pobla­ciones, minado de hojas, flo­res, fru­tos o semi­l­las, ali­men­tán­dose de cadáveres o estiér­col, etc. Muy segu­ra­mente, su impor­tan­cia sobre el plan­eta rad­ica en que sopor­tan buena parte de la cadena trópica hasta el punto de ser impre­scindibles en la dieta de un amplio género de seres vivos.

Algunos gru­pos sir­ven como indi­cadores del estado de con­ser­vación o dete­ri­oro del medio. El Riofrío es una de las prin­ci­pales cuen­cas hidro­grá­fi­cas del munici­pio de Florid­ablanca y cuenta con una ubi­cación entre los 2600 a los 1100 msnm, con pre­cip­ita­ciones y tem­per­at­uras muy variadas.

La CDMB (Cor­po­ración Autónoma Regional para la defensa de la meseta de Bucara­manga), real­izó un primer estu­dio de nue­stro ento­mológico ubi­cado en áreas cor­re­spon­di­entes a los bosques secun­dar­ios en la vereda de Aguablanca finca El Diviso Km. 36 vía a Cúcuta finca La Mar­i­ana en la vereda Alsa­cia, el cerro de La Judía en la vereda helechales finca la esper­anza. Del muestreo real­izado se obser­varon 15 de los 31 órdenes de insec­tos (cada orden se divide en famil­ias): el orden Coleóptero que rep­re­senta el 21% del muestreo con 22 famil­ias; el orden lep­idóptero con 12 famil­ias siendo las más ejem­plares; el orden de himenópteras con 15 famil­ias; el orden de dípteras con 19 familias.

CUL­TURA

En la ciu­dad exis­ten diver­sas expre­siones cul­tur­ales y artís­ti­cas car­ac­ter­i­zadas por la tradi­ción y exper­i­mentación, con­ju­gadas por la recur­ren­cia al fol­clore y por la asim­i­lación de ten­den­cias exter­nas. Estas prác­ti­cas con­sti­tuyen parte del pat­ri­mo­nio cul­tural y son fuente de iden­ti­dad de muchos habi­tantes florideños como la tradi­ción del dulce, los rit­uales alrede­dor de la Sem­ana Santa, el Encuen­tro Nacional de Teatro Gesto Vivo, el Salón de Artes Visuales MIRE, el Fes­ti­val de los mat­achines en el bar­rio La Cum­bre y su quema de fue­gos arti­fi­ciales como des­pe­dida de fin de año, el Fes­ti­val de Anas­ta­sio Car­ran­cio, el Fes­ti­val del Maíz, el movimiento de Música Guasca y guas­car­ril­era, el encanto por la tradi­ción and­ina colom­biana a través de su música y las ferias y fies­tas municipales.

Muchas de estas expre­siones tienen escaso reconocimiento público y sus con­sum­i­dores por lo gen­eral se han visto reduci­dos a espa­cios sociales lim­i­ta­dos. Estas expre­siones con­for­man una can­tera de esti­los artís­ti­cos con rel­a­tiva cal­i­dad estética, que requieren de asesoría e inter­ven­ción cul­tural por parte de la insti­tu­cional­i­dad cul­tural, además de dotar­las de ciu­dadanía cul­tural con el fin que las diver­sas expre­siones cul­tur­ales del munici­pio actúen y coex­is­tan en igual­dad de condi­ciones y reconocimiento. En el caso de la prác­tica de la sub­cul­tura de las cumbias, la mar­ginación de los jóvenes de los sec­tores pop­u­lares y la con­stante relación y alusión al con­flicto en los bailes y fes­ti­vales de cumbias, ha estim­u­lado la con­for­ma­ción de un mundo cul­tural com­plejo, diverso que poten­ci­ado hacia el encuen­tro juve­nil, el arte y la con­viven­cia pueden generar ambi­entes de paz y con­struc­ción de ciudadanía.

Hay que rescatar el esfuerzo de algu­nas orga­ni­za­ciones y mece­nas de la cul­tura en Florid­ablanca. Es deber hacer un reconocimiento a per­son­ajes como Lucila Gómez (QEPD), Car­los Peña Por­tilla (QEPD), Euge­nio Mejía, aparte de gru­pos como Esquinofre­nia Teatro, Civis, Asu­flor, UFA, T-​A Piedra del Sol, Soarte, Encon­trarte, Fun­dación Gon­zalo Arango, Cocuza y Aso­ciación Cul­tural Los Mat­achines, ente otros no menos impor­tantes, sin descono­cer a la Casa de Cul­tura como máx­ima enti­dad cul­tural estatal.

TUR­ISMO

Con 23 °C de tem­per­atura, su prin­ci­pal atrac­ción se cen­tra en las fábri­cas de obleas y dul­ces de paila, man­jar de incon­fundibles sabores que cada domingo reúne a cien­tos de per­sonas tras su degustación.

Mas si lo que se busca es un espa­cio para el conocimiento de nue­stros orí­genes, la Casa de la Cul­tura, con­stru­ida alrede­dor de la Piedra del Sol, vigía de sig­ni­fica­tivos pic­togra­mas indí­ge­nas, alberga el Museo de la Cul­tura Guane, impor­tante colec­ción de obras arte­sanales de esta cultura.

Atrac­ción turís­tica y deportiva, el Cen­tro Recre­ativo de Com­fe­nalco, que fun­ciona desde la década pasada entre Florid­ablanca y Piedecuesta.

El tur­ismo de alter­na­tiva encuen­tra en la Mesa de Ruitoque, garan­tías de esparcimiento como la prác­tica del para­pente, además de sitios de gran belleza nat­ural como pozos, saltos y una gran var­iedad de flora.

Como munici­pio del área met­ro­pol­i­tana, alberga a impor­tantes empre­sas como Lech­esan, Servien­trega, Urban­izadora David Puyana, Chispi­tas Mari­posa, Obleas de Florid­ablanca, Dul­cería Celis, Hecho En San­tander, Cen­tro Com­er­cial Cañav­eral, Cen­tro Com­er­cial La Florida, Zona Franca San­tander, Fal­a­bella, Cen­tro Com­er­cial Par­que Cara­coli entre otras muchas.

Florid­ablanca es con­sid­er­ada la cap­i­tal mundial del dulce.

Sitios para vis­i­tar en la Ciu­dad de Floridablanca

  • Capilla Santa Bár­bara: Ubi­cada cerca al par­que principal.
  • Casa de Cul­tura Piedra del Sol: Donde se encon­trará una enorme roca usada por los Guanes para sus cer­e­mo­nias, además del Museo Guane, el Audi­to­rio Garza Real y el punto Vive Digital.
  • Cas­cada La Judía: Buen des­tino para lle­gar a él cam­i­nando y dis­fru­tar de frías y cristali­nas aguas.
  • Cen­tro Com­er­cial Cañav­eral: Con impor­tantes almacenes para com­prar en familia.
  • Cen­tro Com­er­cial La Florida: Uno de los cen­tros com­er­ciales más grandes, impor­tantes y mod­er­nos del Ori­ente Colombiano.
  • Club Bucar­ica
  • Unidad Deportiva Alvaro Gomez Hur­tado: Donde se encuen­tra el esta­dio de fút­bol que es la sede del Real San­tander, equipo del fút­bol pro­fe­sional colom­biano que actúa en la Primera B. De igual man­era es la sede tem­po­ral del equipo pro­fe­sional de Primera División, Alianza Petrolera.
  • Jardín Botánico Eloy Valen­zuela: Único en el Ori­ente Colom­biano. Con mues­tras de fauna y flora rep­re­sen­ta­tivos del Depar­ta­mento de San­tander. En la actu­al­i­dad se podrán obser­var ardil­las, osos pere­zosos, tor­tu­gas moro­coy, armadil­los y muchas aves.
  • Par­ro­quia San Juan Nepomuceno
  • Par­que San­tander: o (Par­que prin­ci­pal), en honor al hom­bre de las leyes, Fran­cisco de Paula San­tander. En su pla­zo­leta se encuen­tra una fuente de agua con garzas reales, tres bus­tos en honor a Simón Bolí­var, Fran­cisco de Paula San­tander y al Pres­bítero Jose Elias Puyana, además de dos obras rep­re­sen­ta­ti­vas de la cul­tura florid­ablan­queña: La mano del negro y un mon­u­mento del Chanchon.
  • Par­que Nat­ural La Esperanza:
  • Antigua Cerve­cería Clausen
  • Par­que Acualago: La gob­er­nación no ha cumplido con la ter­mi­nación de la obra y decidio dedi­carse a otra obra mas cos­tosa y muy polémica.
  • El tanque en La Cum­bre: Con­struc­ción que pertenece al Acue­ducto Met­ro­pol­i­tano de Bucara­manga y llama la aten­ción por su fan­tás­tica estructura.
  • Voladero Las Águilas parapente
  • Cen­tro Com­er­cial Par­que Caracoli:Centro com­er­cial ubi­cado en el sec­tor de Cañaveral.Hace demasi­ado ruido y emana humo ‚y todo es costoso.
  • El cerro del san­tísimo (en con­struc­ción): Ten­dría una replica medi­ana del Cristo reden­tor de Brasil(Obra cues­tion­ada por la comunidad)
  • Tienda Los compadres
volver arriba